El arte de vender arte

0
1707
Traducción de un original de Jasper Fforde en Lost in a good book

“Lo llamo El Ego Interior“, dijo el joven artista, evitando las miradas del público mientras unía sus dedos. Llevaba una larga capa negra, y tenía las patillas tan afiladas que si se giraba de repente le sacaría el ojo a alguien.
“Como la vida misma, mi obra refleja las muchas capas que nos protegen y restringen en la sociedad de hoy. La capa exterior, que a la vez refleja y sirve de contrapunto al hostil exoesqueleto que todos mostramos, es delgada, dura y aún así frágil, y debajo de ésta hay una capa más tierna, de la misma forma y casi del mismo tamaño. Al profundizar encuentras diferentes capas, cada una más pequeña si no más tierna que la anterior. El camino se torna viaje lleno de lágrimas, y cuando se llega al centro se ve que casi no hay nada, y que la similitud a la corteza exterior, en cierta forma, es ilusoria.”
“Es una cebolla”, dije yo en voz alta.

No hay comentarios

Deja un comentario