El poder jugar con Bowser nos ha hecho malvados

2
920
Traducción de un original de Scott Nelson en Clickhole

¿Cuándo empezó todo a ir mal? ¿Cuándo dejamos de ser amables los unos con los otros? ¿Cuando fue que la gente se hizo tan malvada? Sí, seguro que hay muchas razones, pero lo tienes difícil para encontrar un mayor responsable de la depravación de nuestra sociedad que Nintendo.

Con el lanzamiento en 1992 de Super Mario Kart — el primer juego que permitía al jugador elegir a Bowser como personaje — nuestro compás moral colectivo reventó en pedazos. De un día para otro, el mundo de los videojuegos se convirtió en un campo de cultivo para la villanía. De repente, cualquiera podía meter un cartucho en la SNES, mirar a esto…

original

y decir… “Soy yo”.

Incluso para los que nunca se elegían a Bowser, la simple presencia del señor reptiliano en el menú de selección de personaje era suficiente para que su influencia perniciosa hiciera mella. El simple hecho de incluirlo era una aceptación tácita de la fatídicas política de Bowser.

[pullquote type=”right”]Con el lanzamiento en 1992 de Super Mario Kart — el primer juego que permitía al jugador elegir a Bowser como personaje — nuestro compás moral colectivo reventó en pedazos.[/pullquote]

La posibilidad de elegir al poco escrupuloso Wario era vulgar. Pero permitir a los jugadores — a menudo, niños — elegir al violento y lujurioso Rey Koopa iba más allá de la barbarie. Era un crimen.

Piénsalo un momento: los jóvenes de menos de 22 años han vivido toda su vida con Bowser como un personaje jugable. No han conocido lo contrario.

Son la Generación Bowser. Son los perdidos. Los ves cuando miras al niño de 8 años que empieza por acosar a Luigi, para luego pasar a su compañero de clase Luis. La adolescente que va a casa de un amigo, juega a Mario Kart con Bowser, su personaje favorito, y al día siguiente se levanta, hace novillos, encuentra la pistola de su padre y mata a un bombero disparando desde el coche. Es una tragedia que se repite de mil maneras diferentes al día a lo largo de todo el país — el inevitable resultado de un mundo que implícitamente condona las acciones de Bowser.

Nintendo no hará nada mientras nadie hable, mientras nadie proteste.

¿Cómo te ha afectado la cultura Bowser? Debátelo en los comentarios. Añade tu nombre a la lista de aquellos que sabemos que antes de atacar cualquier mal sistémico de los que atenazan a nuestra sociedad, debemos rechazar a Bowser, el monstruoso tirano que los causó.

2 Comentarios

Deja un comentario