Los privados grupales de Twitter, las nuevas salas de IRC

0
668
Traducción de un original de Roberto Baldwin en The Next Web

Ayer Twitter lanzó la esperada capacidad de enviar mensajes privados en grupo. Por fin podemos tener conversaciones privadas entre varias personas en Twitter.

Mientras que muchas de esas charlas serán mensajes rápidos sobre diversos temas (como dónde quedar para comer o quién ganará la la Liga (¡aúpa equipo!) la nueva característica abre una nueva vía de comunicación para los usuarios que deseen interactuar sin apuntarse a una nueva red social o sin ser amigos en Facebook.

Quiero iniciar un nuevo privado en grupo, sólo para chicas. Preguntadme.Selena Larson en Twitter, 28 ene 2015

Grupos como el empezado por Selena Larson, escritora del Daily Dot empezarán a salir como setas tan pronto como la gente pueda acceder a la nueva característica (irá desplegándose en las siguientes semanas). Conozco a algunas chicas que se han unido al grupo y mientras que no formo parte de las conversaciones (no se permiten tíos), las damas que han entrado a formar parte parecen disfrutar la posibilidad de chatear en una plataforma que usan todo el día sin tener que lidiar con individuos no deseados metiéndose en la conversación.

Quizás todas sean amigas en Facebook, pero no tiene por qué. El listón necesario para añadir a un amigo en Twitter es mucho más bajo que en Facebook. Facebook es para la familia, para los amigos cercanos; Twitter es diferente.

Uno no sigue a la gente en Twitter porque les conozca bien, sino porque los encuentra interesantes. Quizás compartan tus puntos de vista sobre temas que consideras queridos. Quizás seas fan de su trabajo. Algunas veces hablas con esas personas y te responden y ocurre una conversación y OHDIOSMÍO, esa persona que considerabas inalcanzable te está hablando ahora mismo (aviso, es posible que lo jodas).

Esa es la magia de Twitter. Te une a gente con la que quizás nunca hubieras conversado. Ahora puedes añadir a ese amigo de Twitter a una sala junto a otros, y tener una conversación sin miedo de que otros se metan donde no les llaman.

En los 90 yo era un gran fan de las salas de chat de IRC y de AOL. Vivía en un pueblo pequeño, y esas salas de chat me hicieron conocer a gente de todo el mundo. Artistas, piratas informáticos, criminales o simplemente gente normal cuya única característica común es que tenían un módem en su ordenador y chateaban hasta el amanecer.

De alguna forma siempre acababa en las mismas salas, hablando con la misma gente, noche tras noche. No éramos precisamente amigos, pero hablábamos de temas que nos interesaban.

Entonces Internet cambió. Con Friendster, MySpace y Facebook dejó de ser algo para hacer nuevos amigos y pasó a ser algo para encontrar a viejos amigos y mantenerse en contacto con los actuales. Tus conexiones se expandían, pero tu círculo de amistades no.

Twitter es diferente. Tu red se expande, con gente nueva a la que quizás nunca llegues a conocer en persona. Añadir un lugar en esa red para la gente que quiera charlar en grupo de forma privada, eso es algo enorme. Ya he empezado mis grupos secretos. Quizás empieces tú el tuyo. Quizás lo mantengas oculto, quizás lo grites a los cuatro vientos.

Cualquiera que sea tu plan, es un lugar bonito y tranquilo para hablar con “amigos”, y lo único que desearía es que Twitter lo hubiera hecho antes.

No hay comentarios

Deja un comentario