No se sabe si este artículo pondrá vidas humanas en riesgo

0
612
Traducción de un original de The Onion en The Onion

Tras el letal atentado terrorista del miércoles en las oficinas del periódico francés Charlie Hebdo, nuestras fuertes confirman esta tarde que lamentablemente, aún no se sabe si este mismo artículo que estás leyendo pondrá vidas humanas en peligro.

Según increíble y totalmente deprimentes informes tempranos, dada la muerte trágica de doce personas, es imposible decir con absoluta certeza si este artículo de quinientas palabras no hará que los involucrados en su escritura — y potencialmente incluso los no involucrados — sean objetivo de violencia brutal y desmesurada.

“La tragedia desgarradora que se ha perpetrado en París hoy es el resultado de una ideología perversa y llena de odio que no tiene lugar en un mundo civilizado”, es una cita que alguien o algún grupo de personas puede estar leyendo en este mismo momento y acto seguido, en lo que desafortunadamente sirve para ilustrar el horripilante estado de la sociedad moderna, interpretarla como un insulto imperdonable a sus creencias que debe ser respondido con el asesinato a sangre fría de gente inocente. “Es tan terrible, tan carente de sentido, quiero decir, ¿cómo hemos podido dejar que algo como esto pase?”

“Estoy sin palabras, para ser sincero”, es otra cita más que esperamos que no encolerice a nadie hasta el punto de llegarle a quitar la vida a otro ser humano, pero que, por el amor de Dios, podría pasar.

Aquellos familiarizados con la situación le han dicho a los reporteros que si alguien fuera a leer las palabras aquí escritas y se ofendiera por ellas, sería razonable esperarse verlos enfadados y — como mucho — que escribieran una carta colérica a esta publicación, expresando su ira de una forma relativamente tranquila y compuesta. Los informes también confirman que usar este artículo — de hecho, cualquier artículo o pieza de expresión propia — como pretexto para la violencia, y no digamos ya violencia letal, es simplemente imposible de justificar, y nunca, nunca debería darse en la civilización humana.

Sin embargo, añaden las fuentes, eso es lo que pasó hoy de verdad.

Fuentes disgustadas, apenadas y asqueadas añadieron que cabe la posibilidad de que vuelva a ocurrir.

“Los horribles eventos de hoy refuerzan la idea de que no podemos dejar ni dejaremos que unos fanáticos extremistas dicten lo que podemos y no podemos decir”, es un comentario que citaremos, pero legítimo sentido de incertidumbre que parece horrible, grotesco y absolutamente innecesario en esta época y siglo. “Vivimos en una sociedad en la que cada persona tiene derecho a sus propias opiniones, y todas las personas tienen derecho a expresar esas opiniones sin miedo a represalias. Y eso no va a cambiar, por mucho que una pequeña minoría de degenerados asesinos psicóticos quieran.”

A la hora de la publicación, aunque las consecuencias de este artículo todavía no están claras y hay vidas humanas en riesgo, las fuentes confirman que lo mejor que podemos hacer —realmente lo único que podemos hacer— es publicarlo y esperar que haga algo de bien.

No hay comentarios

Deja un comentario