Se supone que un emprendedor debe de ser la cara pública de su compañía, pero estos siete errores pueden interferir gravemente con ese papel.

Todas las compañías tienen una marca. Una imagen y una personalidad que definen el carácter y la reputación de la misma. De lo que mucha gente no se da cuenta es que puedes establecer y construir una marca personal: una imagen, una reputación y una personalidad capaz de definir tu carácter y tu reputación como profesional.

Cuando trabajan juntas, la marca corporativa y la marca personal pueden hacer maravillas a la hora de atraer nuevos clientes, pero demasiados errores pueden hundir todo el plan. Asegúrate de evitar estos siete errores cuando quieras crearte una reputación propia.

  1. No crear una marca personal. Esta es la que más daño hace, la más atroz. Por suerte, si estás leyendo esto, ya la has esquivado. Una marca personal es prácticamente imprescindible para un empresario de hoy.
  2. No establecer una personalidad consistente. Tal y como una marca corporativa, una marca personal tiene que ser consistente para ser efectiva. Conoce quién eres, en qué eres bueno, y cuáles son tus metas.
  3. Ser falso. Aunque puedas adaptar y enmascarar diferentes atributos de ti mismo en un contexto público, es buena idea mantenerte sincero y fiel a ti mismo. La gente quiere lidiar con gente, no con personajes ficticios.
  4. No bloguear como invitado. Bloguear como invitado es uno de tus mayores caminos hacia el éxito. Empieza escribiendo para negocios locales y blogs dedicados a tu industria, para luego subir a editoriales más visibles y con más autoridad.
  5. No ser social. La forma que tienen casi todas las marcas personales de crear sus imperios es a través de las redes sociales. Únete a todas las plataformas que puedas, y no te olvides de los eventos de networking locales.
  6. Evitar las oportunidades locales. Hay miles de oportunidades de construirte una marca en tu propia ciudad. Involúcrate en conferencias y en charlas.
  7. Olvidarte de tus seguidores. Responde y comunícate con tus seguidores, y construye relaciones de verdad con los mismos.

Si puedes evitar estos siete errores de marca personal, lo tendrás más fácil a la hora de hacer una impresión duradera con tu imagen. Trabaja junto a tu marca corporativa para conseguir los mejores resultados.

1 Comentario

Deja un comentario