Nene, la Shiba Inu de 17 años de Akiko Hoshino, es tan mayor que apenas puede caminar por sí misma. En esos cada vez más escasos días en los que pasea por las calles de Tokyo, Hoshino tiene que llevar a Nene en brazos por todos lados, y una amiga se presta a limpiarle el exceso de baba de la boca. Dependiendo de cómo calcules los años de perro, Nene tiene casi 84 años humanos.

Según Hoshino, este no tiene por qué ser el final para un perro o para cualquier animal que quiera seguir viviendo.

Al igual que se enfrenta a un problema de envejecimiento poblacional, Japón también tiene un gran número de mascotas ancianas. Japón tiene más mascotas registradas que niños: ¡más de veinte millones, en comparación con los quince millones de menores de 15 años!

Cuando envejecen o enferman demasiado, mientras que muchos optan por dormirlos, más y más se gastan su dinero en mantener vivas a sus mascotas hasta el final de sus días. Algunos, como Hoshino, optan incluso por poner a sus perros en asilos perrunos. En Roken Honpo, traducido burdamente como Oficina de Perros Viejos, una media de diez ancianetes caninos son cuidados por Mie Kawaguchi y su equipo. Kawaguchi dice que empezó este negocio porque veía a muchos dueños como Hoshino, incapaces de cuidar de sus envejecidas mascotas pero sin valor para ponerlas a dormir.

‘Vi que había muchas personas con este mismo problema, así que pensé en hacer algo al respecto’, dijo.

El equipo de Kawaguchi se ocupa de las versiones perrunas de todo tipo de enfermedades, desde Alzheimer a enfermedades óseas y de articulaciones, problemas digestivos y visión reducida. Un veterinario local chequea a estos perros viejos de forma regular, proveyéndoles con cuidados llenos de amor en sus últimos días.

Que las personas y los animales interactúen de esta forma es bueno para ambos, según Kawaguchi, que afirma que el cuidado de los perros de la tercera edad es igual de importante.

Mientras que el coste de tal asilo depende del tamaño del perro, un chuchete de tamaño medio costaría unos 75000 yens (unos 600 euros al mes).

No hay comentarios

Deja un comentario