Mientras camino por los callejones de Barcelona, no puedo evitar ir mirando hacia arriba, maravillándome por la belleza que me rodea. Nunca he visto este barrio antes, pero sin siquiera mirar el mapa sé dónde ir y cómo hacerlo. Las zapatillas inteligentes que llevo saben a dónde voy, y vibran cuando tengo que girar a la izquierda o a la derecha. Se acabó el mirar el mapa, el teléfono, se acabó el preguntarle a extraños el cómo llegar. Ahora, sólo disfruto de la ciudad.

Lo único más raro que las Sneakairs es quien las hizo: EasyJet, la compañía de bajo coste inglesa. La compañía, sin embargo, tiene un historial curioso de experimentación. El año pasado empezó a utilizar drones para inspeccionar sus jets. Quiere usar células de combustible de hidrógeno para alimentar sus aviones mientras ruedan por la pista. Aun así, con estas zapatillas, la compañía se aleja de su negocio base.

Mis zapatos me hablan

El sistema utiliza un módulo de vibración, una batería y una unidad de Bluetooth de Baja Energía en una plaquita de 3mm de espesor, alojada en la suela de cada zapato. Por supuesto, se comunica con cualquier teléfono. Las vibraciones vienen de una aplicación de GPS para peatones que utiliza la API de Google Maps. Como cualquier app de GPS, enciéndela, planea tu itinerario, y sigue las instrucciones que te mandan tus zapas.

Las Sneakairs te llevan a tu destino con diferentes vibraciones que te indican cuando girar. No podría ser más intuitivo: te vibra el pie izquierdo cuando toca ir a la izquierda, el derecho cuando te toca girar en esa dirección. Los zapatos vibran dos veces al unísono cuando te has perdido, y tres cuando llegas a tu destino.

¿Te apetece pararte para una tapa o mirar la galería de arte de la otra acera? Sin problemas. La aplicación recalcula la ruta para mantenerte en camino. La aplicación funciona en cualquier sitio que Google haya mapeado, incluyendo los aeropuertos.

Sí. Los zapatos pueden guiarte a tu capuchino durante esa espera de tres horas en el aeropuerto, y luego a la puerta de embarque que te llevará a casa.

Paseando

Probé unos prototipos en el Barcelona Street Project en el que EasyJet anunció los zapatos. Me di un paseo por Gracia, uno de los barrios más antiguos de la ciudad, un laberinto de callecitas estrechas con pocas señales para turistas. La arquitectura de aquí es preciosa, y lo último que quieres hacer es tener el móvil en la mano para buscar dónde ir. Estos zapatos me dejan disfrutar del escenario, empaparme de las vistas. Al principio me preocupaba por no sentir las vibraciones, pero la cajita vibradora está en el tacón y se siente con facilidad. No tienes ni por qué preocuparte. Parecía cosa de magia, el dejarme guiar por mis zapatos.

Foto de Maurizio Pesce para Wired
Foto de Maurizio Pesce para Wired

Como puedes ver por la foto, estaba llevando prototipos. EasyJet sigue trabajando en el diseño —la batería sólo dura tres horas, por el momento—, y le gustaría poder poner los zapatos a la venta en el mismo avión. Aparte de eso, el gadget podría caber en una plantilla universal, o ser cedido con licencia a otros fabricantes, una opción que tendría grandes oportunidades.

Pero incluso ahora, con sólo tres horas de batería, siguen siendo divertidos. Después de todo, cuando la batería muere, puedes seguir explorando.

No hay comentarios

Deja un comentario